Salsa para carne a la brasa

Antes de que existiera esto que llaman internet, aprovechábamos los libros de cocina, las revistas y el boca a boca. Aún recuerdo esas comidas con amigos y familiares en los que pedías cómo se había hecho un plato, sus ingredientes y los secretos «inconfesables» para que te quede lo más parecido al del anfitrión. La receta que hoy os traigo es el resultado de una de esos domingos con amigos de toda la vida y una barbacoa como protagonista. Fue hace mucho, yo era una cría en casa de la mejor amiga de mi madre. Junto a la carne a la brasa había dos salsas. Una de ellas de color blanquecino y cuyo ingrediente estrella era la almendra y otra rosada, con carácter y que despertaba todos los sentidos realizada a base de tomate. Fue amor a primera vista. El único problema que tenía era que tienes que controlarte para no acabar mojando más pan de la cuenta.

Os podéis imaginar lo que vino después. Preguntar la receta con ansia, intentar recordarla al pie de la letra y llegar a casa para apuntarla. No había móviles con aplicaciones de notas, ni recordatorios. Usábamos la cabeza para recordar todas las particularidades de la receta. A día de hoy se ha convertido en la brillante salsa que acompaña todas nuestras barbacoas. Una salsa para carne a la brasa a base de tomates asados y con un sabor contundente que tan sólo multiplica por mil el sabor ahumado de las brasas porque soy de las que piensan que las salsas deben acompañar a un plato, no enmascarar su sabor. Deben potenciar los sabores y crear una armonía de sabores en el paladar. Con esta salsa, tenéis el éxito garantizado.

salsa de tomate

Ingredientes
1 kg de tomates (mejor si son de pera que contienen menos agua y más carne)
2 dientes de ajo pequeños
perejil fresco
2 cucharadas soperas de alcaparras en vinagre
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra
Preparación
Colocar en una fuente apta para el horno los tomates previamente lavados pero con la piel.
Horneamos los tomates a 180 º durante 20 minutos o hasta que la carne esté tierna y la piel se separe con facilidad.
En un recipiente profundo colocamos los tomates ya pelados, el jugo que han soltado, las alcaparras, los ajos, el perejil, sal y pimienta al gusto y dos cucharadas soperas de aceite de oliva.
Trituramos hasta que la salsa esté triturada.
Conservar en nevera hasta el momento de servir.

No me diréis que no es fácil 🙂

One thought on “Salsa para carne a la brasa

  1. Hola guapa
    Qué tal todo? has cambiado el diseño? igual soy yo que ando algo desconectada y me pierdo fácilmente, jajaja, me «hago mayor» 😛
    Pues si, la salsa es fácil y muy rica, ese toque alcaparras me gusta, tendré que probarlo, este toque vinagre mucho mejor que la mostaza, o será que a mi me gusta más.
    Un besito
    PD. Tenemos que tomarnos un café si no no nos vemos, i aixó no pot ser!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *