Tarta Red Velvet

¡Feliz año a todos! Espero que este año se cumplan todos vuestros propósitos. Yo he decido que va a ser el año de dedicar tiempo para mí y todo aquéllo que me fascina. Así que me he propuesto que los domingos va a ser el día de publicar recetas. ¡A ver si lo consigo! El pasado año ha sido muy intenso para mí, cambios laborales, adaptación de horarios y mucho trabajo que sacar adelante. Todo ello ha hecho que no me permita disfrutar de tiempo suficiente para dedicarme a lo que me relaja y me gusta. Así que como todo mes de enero que se precie, voy a intentar cumplir estos propósitos, y lo más importante, mantenerlos en el tiempo.

Una de las recetas que más me piden es la Tarta Red Velvet, llamada así por su bizcocho de color rojizo y la suavidad de su miga. Oficialmente, este pastel recibía su color por la remolacha pero su sabor cambia en exceso por lo que, en la actualidad, se utiliza el colorante alimentario rojo que le aporta ese color tan característico.

No sé cuántas veces me han pedido esta receta y seguía sin publicarla por lo que nada mejor que regresar al blog con un pastel cinco estrellas.

Si aún te estás preguntando cómo preparar una tarta red velvet, toma nota:

Tarta de terciopelo rojo

Ingredientes

250 ml de leche *

1 cucharada de limón *

125 gr de mantequilla

250 gr de azúcar

2 huevos

300 gr harina

20 gr cacao

1 cta levadura polvo

1 cta bicarbonato

1 cta extracto de vainilla

1 pizca de colorante exra rojo

Cobertura

200 ml de nata

350 gr crema de queso

300 gr de azúcar

1 cta extracto de vainilla

* La leche junto el limón nos permitirá realizar un buttermilk. En su defecto podéis usarlo directamente.

velvet2
Preparación

Precalentamos el horno 170º

Primero de todo vamos a realizar el buttermilk. Colocamos la leche y le añadimos la cucharada de zumo de limón. Lo dejamos durante 10 minutos hasta que tengan una textura más espesa.

Mientrastanto batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee.

Añadimos los huevos y los mezclamos bien.

Incorporamos la harina tamizada intercalándolo con el buttermilk que hemos realizado hasta acabar de integrarlo todo.

Añadimos la vainilla, el cacao, la levadura y el bicarbonato y mezclamos bien.

Por último, ponemos una pequeña pizca de colorante rojo en pasta hasta obtener una masa de color rojo oscuro. Os aconsejo un color extra rojo para que con poca cantidad consigáis un tono óptimo.

Engrasamos un molde para bizcocho y horneamos nuestra masa durante 40 minutos a 170º.

Dejamos enfriar y desmoldamos sobre una rejilla.

Para la cobertura, montamos la nata con el azúcar. Cuando esté firme, añadimos el queso crema y la vainilla. Mezclamos hasta conseguir una crema fina.

Para montar la tarta, podéis cortar por la mitad el bizcocho para hacerla de dos pisos o directamente, cubrir el pastel con la cobertura alisando bien los bordes.

Reservar en la nevera y sacarla 20 minutos antes de servir.

No dudéis en prepararla porque es un pastel que sorprende por su color y textura.

One thought on “Tarta Red Velvet

  1. Me alegro ver que te recuperaste bien y sigues cocinando. Me gusta especialmente esta tarta por su color y alegría, también por su sabor por qué no? y me gusta mucho que la hayas decorado con una crema sin mantequilla. Deliciosa seguro.
    Un besito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>