El frito marinero es un plato típico de la cocina mallorquina

Frito marinero

Hay tradiciones que se deben mantener. Y ésta es una de ellas. En Mallorca hay un plato que me fascina y es el frito. Lo tenemos de varios tipos: frito de cordero, frito de matanzas pero me he decantado por su versión con sabor a mar. Es un plato que no posee mucha complicación pero es entretenido. Debemos freír cada cosa de forma separada por lo que conlleva dedicación pero tus comensales te lo agradecerán.
Continue reading

Nuestra ensaladilla poblera es una nueva versión de este plato tradicional

Ensaladilla poblera

Hay veces que nos complicamos la  existencia buscando recetas pero las tenemos a nuestro alcance, más cerca de lo que creemos, tan cerca como en “Sa Pobla”. La isla de Mallorca posee una amplia gastronomía causada, bajo mi humilde opinión, por la insularidad. Los desplazamientos antiguamente eran muy costosos y se basaba en su propia producción y elaboración. De todo se puede sacar algo bueno así que nada mejor que poseer un gran repertorio de recetas  que nos han ido dejando los antepasados.  Y cuando crees que te la conoces entera va la vida y te sorprende. Es lo que me pasó hace dos años con esta receta.

Continue reading

Es tradición en Mallorca acabar las reuniones familiares con una coca de albaricoque

Coca de albaricoque

Hay veces que nos perdemos en buscar platos laboriosos dejando de lado lo tradicional. ¿La razón? Parece ser que es más glamuroso presentar una deconstrucción de un plato que un pedacito de coca casera de las de toda la vida. Juana de “La cocina de Babel” me recordó el otro día una receta de esas que marcan tu vida: una coca de albaricoque. Es la una pieza fundamental en la repostería tradicional de la isla en verano y no quería dejar pasar la oportunidad de ponerla en práctica. Qué decir de los platos de Juana. A cual mejor y con esta receta seguro que una triunfaba seguro. Continue reading

DSC_0018

Cocarroi de cebolla, la Semana Santa, vivencias y desventuras.

Ya nos hemos recuperado y volvemos con las pilas cargadas de energía. Una revista lleva su trabajo. No es la mejor del mundo, tiene muchos errores pero se hace con cariño y mucha ilusión. Desde el momento de planificar los especiales, los platos, elegir los ingredientes, realizar pruebas con las recetas, modificarlas hasta la perfección, realizarlas, ambientar el escenario y hacer la foto, pasan los tres meses volando que es el tiempo que dejamos entre cada publicación. Llega octubre y ya es navidad en nuestras casas, huele a guirlache y a chocolate. La Semana Santa hace su entrada en pleno mes de febrero y la primavera la recreamos como podemos. Usamos fresas en enero para que puedan aparecer las recetas en el especial de la temporada y nos cuesta encontrar ruibarbo en pleno verano para que nuestro número de otoño luzca como nunca. Sin dejar de lado que no sólo nos cuesta trabajo, también nuestro bolsillo lo sufre.  Por eso somos fieles a los productos de temporada aunque para ello, tengamos que adelantarnos nosotras para que lo tengáis justo a tiempo en el mercado cuando sale el siguiente número. Continue reading

bunyols