Este extreme chocolate cake es un pastel para los amantes del chocolate

Extreme chocolate cake

Si algo tocaba ya era un dulce. Hacía tiempo que no traíamos ninguno y no es muy común en nosotras.

Si algo trae agosto consigo es infinidad de acontecimientos. Cumpleaños, aniversarios, santos y celebraciones varias se acumulan este mes en casa. No es que no me guste, siempre es bueno encontrarse con la familia y los amigos y acabando esas cenas con un buen pecado regado de chocolate siempre son mejores. Así pongo en práctica la parte de repostería con la que tanto disfruto y que tanto evito en el día a día por eso de la guardar las formas, en especial las de mi cintura y cadera. Continue reading

Tarta de queso y baileys

Tarta de queso y baileys

Llega el verano y comienzo a odiar el horno y comienzo a sustituir los bizcochos por cremas frías, helados o parfaits. Además de ser muy fáciles y llevar poco trabajo, suelen quedar muy resultonas. Con muy poco, se puede conseguir una gran proeza y colgarte un par de medallas. Algo así me pasó el sábado. Se celebraba un cumpleaños en casa y no  podía faltar la tarta. No somos amantes del licor, por lo que tenía un botella de baileys que rondaba por casa y antes de que se echara a perder, mejor darle una segunda oportunidad. ¿Se os ocurre algo mejor que convertirlo en tarta? Cuando vi la receta de Kanela y Limón lo tuve muy claro. Debía probarla aunque modifiqué las cantidades, reduciendo hojas de gelatina por más queso crema para que fuera más untuoso, aunque sin perder la esponjosidad que le aporta la nata montada.

Continue reading

Estofado570

Estofado de jabalí con crujiente de parmesano y tomillo

Modestia aparte, pero tengo que reconocer que esta receta me ha quedado espectacular… Era un antojo en toda regla, y aunque la broma me ha salido pero que muy cara (básicamente me han timado en la carnicería y me han cobrado una animalada por la carne… y yo, como tenía antojo, pues la he pagado) ha valido totalmente la pena.

En el restaurante donde trabajaba aquí en Amsterdam hacíamos estofado de jabalí, aunque la receta era diferente. La base es muy similar (como en todos los estofados), pero yo he usado vino Madeira (lo tenía por casa y no sabía qué hacer con él) y le he añadido una pizca de chocolate, que le da un toque amargo que contrarresta el dulzor del vino y oscurece el color del estofado.

En este caso no he hecho guarnición, pero pegaría bien con patatas (en puré, fritas, al horno o sencillamente añadidas al estofado durante la última media hora más o menos), con verduras, peras al vino, puré de manzana…

Continue reading

DSC_0210

Pastel cremoso de chocolate negro y salvia

Cada día me sorprendo más cuando voy a un restaurante y observo su carta de postres. Se ha puesto de moda nombrar a un postre de chocolate con más chocolate: muerte por chocolate. ¿Será muerte por sobredosis, por indigestión o por placer? A la vista está que si tengo que elegir prefiero que sea por placer pero me gusta saber qué estoy comiendo. No es lo mismo un brownie de chocolate industrial calentado al microondas con sirope de chocolate por encima y con una bola de helado del mismo ingrediente que un pastel esponjoso, con una cobertura que se funda en la boca y con un mínimo del 70% en cacao. A cualquier cosa le pueden llamar muerte por chocolate y cuando llega el postre nos podemos morir de pena más que de placer.

Siempre he dicho que no soy amante del dulce en exceso y tampoco del chocolate pero creo que soy muy exigente en este aspecto. Si me va a engordar prefiero disfrutar de lo lindo con o que estoy comiendo. No perderé el tiempo en comerme un bollo industrial que contiene exceso de grasas, azúcares y ningún nutriente. Ahora bien, si el postre en cuestión vale la pena, no dudo en probarlo, dar mi visto bueno y saltarme la operación “quenomerocenlosmuslitos” que os comenté aquí. Continue reading

DSC_0187

Dulces de menta y chocolate

No sé si lo he dicho ya pero la menta y el chocolate es una combinación que he acabado apreciando con el tiempo. Reconozco que ha sido a fuerza de insistir pero, a día de hoy, adoro esta mezcla. Basta darme un paseo por las estanterías de los supermercados y si encuentro algo así, acaba en el carrito de la compra. Algo así pasó hace 2 semanas. En un super alemán encontré unos dulces de menta cubiertos de chocolate negro. Eran demasiado buenos para ser verdad y, pensé que podría internar hacer algo parecido. Lo que no suponía era que conseguiría dar con la receta con tan sólo 4 ingredientes. Eso sí, de buena calidad. No vale cualquier chocolate. Continue reading