Pollo al horno fácil y rápido

Cuando voy a la compra me fijo mucho en los carritos de los demás. Es un defecto de forma y siempre hagome decepciono más. Cada vez van más llenos de comida preparada. Entre congelados y botes de fideos chinos buena parte de nuestro país se “alimenta”. En ese momento en cuando me pongo a pensar en las razones. ¿Porqué la gente compra ese tipo de alimentos?

Quiero entender que no es por ahorrarse dinero porque la mayoría de veces sale más caro de lo que saldría si lo hiciéramos con productos naturales. Basta mirar el precio de un paquete de arroz precocido congelado y el precio de un kilo de arroz. Por lo que prefiero pensar que es por ahorrarse tiempo. Entiendo que el trabajo, la familia, llevar una casa… todo implica tiempo pero como dice Su de webosfritos.es : “Comer hay que comer y mejor bien que mal”.

Yo tampoco tengo mucho tiempo, pero la cocina es sagrada para mí pero es tan versátil que la amoldo a mis necesidades, entre las que incluyo el tiempo. El hacer la comida la noche anterior y calentarla al mediodía implica que según que platos no acaben por gustarme lo suficiente al recalentarlos. Uno de esos platos siempre era el pollo al horno. Recién cocinado es gloria bendita pero al día siguiente ha perdido toda su gracia. Hasta que llegaron a mi vida las bolsas para el horno. No os estoy hablando de los preparados en polvo que venden, sólo de la bolsa en la que metemos los alimentos. El aliño podéis hacerlo vosotros en casa y os quedará un plato estupendo con lo que tenéis en casa. Al cocerlo en la bolsa conseguimos que la carne no se reseque y quede aún más jugosa. Tan sólo tenemos que invertir el tiempo en aliñarlo y meterlo en el horno, luego nos olvidamos de él durante 40 minutos, tiempo en el que podéis bañar a los peques, atender el correo electrónico o, simplemente, descansar en el sofá.

pollo al horno fácil y rápido

¿Preparados para esta receta de pollo al horno fácil y rápido?

Ingredientes

para 2 personas

4 jamoncitos de pollo

1 bolsa para asar

4 cucharadas soperas de vino blanco

sal

pimienta

1 cucharada de aceite de oliva

1 limón

2 ajos

Preparación

Precalentamos el horno a 200º.

Colocamos en la bolsa los jamoncitos, el vino blanco, la sal y la pimienta al gusto, los ajos machacados y el jugo de un limón.

Cerramos la bolsa con el precinto que nos viene y lo llevamos al horno durante 40 minutos.

Podemos añadir unas patatas en el horno para asarlas y en el momento de servir las machacamos junto con un poco de leche o nata, una cucharadita de mantequilla, sal, pimienta y una pizca de nuez moscada con lo que conseguiremos un estupendo puré de patatas casero.

Más fácil y rápido imposible y os puedo asegurar que se puede preparar de un día para otro y se mantendrá igual de jugoso.

¡A disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>