Pizza casera de gambas

El tiempo se desparrama entre mis dedos y llevo demasiado tiempo así. Es raro en mí pero a veces una tiene que dar ciertas prioridades a su día a día. Mi vida cambió en julio con un nuevo puesto en otra empresa y desde entonces paso la gran parte del día enfrascada en él. Mucho por hacer y mucho por aprender, tanto que requiere más tiempo del que me gustaría. Esperaba que fueran las primeras semanas, incluso el primer mes pero parece ser la tónica de cada jornada. A pesar de lo que pueda parecer, me gusta lo que hago, me fascina y eso que no tiene que ver con la cocina. Supongo que no debe servir esto de excusa por mi tardanza en subir una nueva receta pero quería justificar un poco mi ausencia.

No os penséis que durante este tiempo en casa no hemos comido. Nada más lejos de la realidad, pero los que me seguís sabréis que me gusta preparar una receta con mimo, haciendo las pruebas que hagan falta y tomándome el tiempo que necesite y ahí está el problema. La fase de invención-prueba-cata-fotografia-publicación muchas veces se ha quedado en la segunda fase pero una de las recetas que se ha salvado es esta pizza casera de gambas.

Muchos se preguntan cómo hacer una buena masa de pizza y la respuesta es muy simple: harina, agua, levadura y sal. Estos 4 ingredientes básicos pueden proporcionarte la mejor masa de pizza de la historia. El resto se resumirá en abrir la nevera y encontrar lo que haya en la nevera. No hay nada mejor que hacer una pizza para aprovechar todo aquéllo que tenemos en la nevera. Si no tienes mozzarella, utiliza un buen queso curado, de tetilla, de cabra…. si no tienes salsa de tomate, coloca rodajas de tomate fresco… ¡Usa tu imaginación!

Si aún así, eres de las que como yo siempre tienes unas buenas gambas peladas congeladas, te podrás marcar una pizza de las que no se olvidarán así como así.

Te dejo la receta de mi pizza casera de gambas.
Pizza casera de gambas
Ingredientes

Para la masa:
300 ml de agua tibia
1 cucharadita de sal
1 cucharada de miel
1/2 sobre de levadura seca de panadería
450 gr de harina
50 gr de harina integral
2 cucharadas de aceite de oliva para amasar

Para el relleno:
Salsa de tomate
Gambas peladas
1 diente de ajo
Mozarella fresca
Pimienta negra
cilantro fresco

Preparación

Dos horas antes de comer las pizzas preparamos la masa.
Mezclamos el agua, la harina y la miel. Nos ponemos aceite en las manos y amasamos.
Cuando estén los ingredientes integrados añadimos la sal. Volvemos a mezclar y dejamos reposar durante 10 minutos.
Incorporamos la levadura, volvemos a amasar y dejamos levar hasta el momento de preparar las pizzas.

Precalentamos el horno a 200º. Cogemos pequeñas porciones de masa y la estiramos con ayuda de las manos para que no pierda el aire. Si lo prefieres, puedes usar un rodillo pero evita pasarlo por los bordes de la masa para que al hornear consigamos ese efecto abultado.

Colocamos la masa en una placa de horno y la horneamos durante 5-8 minutos para que no se quede cruda. Cuando la masa ha tomado un color blanquecino, la sacamos y la rellenamos.
Pincelamos el fondo con salsa de tomate, colocamos las gambas, el ajo en láminas muy finas y ponemos el queso a nuestro gusto y pimienta molida.

Horneamos hasta que el queso se haya fundido y adquiera un color dorado. Una vez fuera, colocamos unas hojas de cilantro fresco.

¡A disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>